“…eta negua heldu da”. Eskolan ez da beti jai!

Estándar

Heldu zaigu negua eta harekin batera hotza eta euria. Gurean gehienetan, berri eder, baikor eta  alaiak izaten baditugu ere, beti ez da horrela izaten.  Oraingoan, kexa batekin gatozkizue, gure lankideak diren Gorputz hezkuntzako irakasleek ekarria.

Klase eman nahi eta ezin!

img_7189

Gandasegi (Egia) ikastetxeko instalazioak, txiki geratu zitzaizkigun aspaldi. Maila bakoitzean 3 gela ta 400 ikasletik gora ditugu Egian. Aterpe bakarra dugu saioak eta atsedenaldietarako. Espazio irekia, iluna, hezea… Gorputz Hezkuntzako saio gehienetan talde bi  elkartzen dira eremu horretan. Batzutan,  jolastorduarekin partekatu behar izaten dute. Guzti honi aurre egiten diote ahalik eta hoberen. Baina,  euria egiten duenean, ezinean ibiltzen dira saioa emateko. Ura alboetatik sartzen da, jolas eremuko ertzak eta inguruak bustiz. Pasadan astean, esaterako, euriak eta haizeak bat egin zutenez, 3 egunetan ezinezko egin zitzaien  klase ematea, zoru osoa blai egon bait zen. Egun horietarako prestatutakoa alde batera utzi behar jolas eremua ezegokia eta arriskutsu bihurtu zelako.  Beste batzutan, mikroklima edo gertakari atmosferiko azaltzeko laborategi bilakatzen da gure patio. Gau hotza igaro ostean, kondentsazioa dela eta, kanpo aldean eguzkiak jotzen duen bitartean “aterpean” euria ari du.

Gandasegi-Egia: patio frio, mojado, peligroso …

Reflejar, contar, el día a día de la vida escolar es la tarea de este pequeño blog. Hoy recogemos una queja de nuestros compañeros de Educación Física que quieren dar a conocer a la Comunidad escolar las condiciones en las que se desarrolla su trabajo.

En nuestro centro (Egia) tenemos tres clases en cada curso y más de 400 alumnos/as. Las instalaciones deportivas y de recreo no son suficientes y no reúnen las condiciones adecuadas. Solo tenemos un espacio cubierto para dos grupos (20×20= 400 metros cuadrados para 20/25 niños/as) y, en varias sesiones, se ha de compartir con el recreo de otros grupos. Es un espacio abierto, oscuro y húmedo en el cual entra la lluvia reduciendo el espacio de juego y haciéndolo peligroso. La pasada semana la lluvia y el frio  que determinan el estado de las instalaciones nos obligaron, en tres días consecutivos, a reprogramar el trabajo pues todo el patio estaba totalmente mojado.

img_7201

Otros días el frío convierte a nuestro patio en un excelente laboratorio para explicar el fenómeno atmosférico de la lluvia. El aire húmedo en contacto con la estructura metálica del techo se enfría hasta condensarse y podemos ver como llueve sobre nuestras cabezas mientras en el patio no-cubierto luce el sol.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s